“No todo es miel sobre hojuelas, si los osos hablaran”

El cuarto versiculo del libro magico del mundo  de nunca jamas, estipula que como tradiccion  el cumpleaños de un oso de felpa es cuando la persona que lo regala o recibe le amarra un listón rojo y lo nombra, con esto termina el ritual e inicia el vínculo que unirá a este ser inanimado con el que será su poseedor, como si se tratase de una esclavitud, o darle vida a un monstruo tal cual Frankenstein. El caso es que este es uno de los rituales menos recordados por los adultos y más usado por los niños.

Erase un 16 de diciembre de 1981, un oso amarillento con ojos de capulín fue sometido a este ritual, con lo que se le concedió, por así decirlo, el factor mágico que le daría alma a un objeto. Desde allí se podía notar en su mirada cuando estaba triste, enojado o simplemente alegre, en esos ojos que todo veían y a la vez nada.

Un día después de un suceso traumatizante esos ojitos expresivos desaparecieron misteriosamente, hasta se podría creer que él mismo se desprendió de ellos, pues con el corazón de borra le bastaba para hacer feliz a un niño de nombre Jonathan.

WENDY: Me encuentro en exclusiva con Benji el oso, es toda una eminencia en casa de los Fabela.

¿Cómo es que puede mantenerse tan pachoncito después de los años?

Creo que la que no tiene ojos es otra, porque ni pachoncito ni en forma, ¿No ve la borra desbordándose en forma de una barriga enorme?

Disculpe usted pero fue lo que vislumbre. ¿Acaso ha tenido un día difícil?

Pues sincerándome debo confesar que en efecto, he tenido no solo un día malo, sino un mes, y esto se debe a que mi amo me ha abandonado. Sabe, es fácil cuando ellos son pequeños, pero mientras crecen no solo sus cuerpos se extienden, sino sus preocupaciones y por ende la vergüenza, ¿Puede creer que  me ha olvidado por una chica?

Es comprensible, un ser humano sigue sus instintos y uno de ellos es la reproducción. ¿No se si se refiera a eso?

Eso es lo de menos, lo que me hace rabiar es cuando se pierde la inocencia, lastimosamente en el mundo de los humanos no es valioso, pero en mi mundo si; ver la cara de aquel pequeño que te sonríe y abraza como si tratase de una llave de lucha libre, todo ese dolor se recompensa al sentir su calidez y ahora por una chica soy relegado al recuerdo vergonzoso de la infancia.

¿Usted ha expuesto esta preocupación a su amo?

No, cuando lo siento llegar tan cansado sólo cumplo mi deber, es decir reconfortarlo, pelear con todos esos monstruos que quisiesen devorarlo en sus pesadillas o los demonios internos. A veces soy sólo el soporte de su cabeza o el costal para descargar su ira, el confidente de sus secretos, sea lo que sea lo cumplo con gusto, es por quien existo y a quien  por sus manos quisiera desaparecer.

Todo suena muy melancólico, ¿Qué podría contarme de los buenos tiempos?

A mis 28 años y en mi estado sólo puedo recordar la alegría de mi niño cantar, las tardes de pastel y el color del cielo. Si se ha dado cuenta no tengo ojos, y aunque suene extraño, yo mismo me deshice de ellos, porque no es necesario ver el mundo para comprenderlo, para sentirlo, para ver la bondad en las personas.

Uno puede acariciar el cielo con la vista, pero no basta para comprenderlo, quisiera si se pudiese ser sordo, para no oír lo malo, pero tampoco oiría lo bueno, por eso soy ciego, porque prefiero no ver la crueldad del humano sobre este mismo, pero si oírlo para tratar entenderlo o buscarle una solución y expresarla y no dejar de sonreír por eso sigue mi boca intacta. Como antes dije, hacen ver a la infancia como papel higiénico, ya que tarde o temprano la terminan ensuciando con esa sustancia que llaman excremento y de allí se podría derivar la teoría de la “Mierda”. No crea que estoy delirando; esta consiste en que detrás de una mierda siempre hay otra y más grande, y las hay de diferentes tipos, un ejemplo es la corrupción:

Detrás de la mordida al policía, sigue que éste dé un soborno a sus superiores, y así sucesivamente, llenado el mundo de esta mierda y, cual excremento de paloma, con un poquito de agua pueden desbaratar hasta el más imponente monumento; en este caso me refiero a los seres humanos o a su planeta mismo.

¿Usted ha pensado en alguna solución para esa pérdida de ética?

Si nos metemos con temas como la ética nunca terminaremos, ya que dentro de mi subjetividad puede que la suya no entre, pero me gusta pensar que la mejor manera de estar bien con uno mismo es que coincida lo que uno piensa con lo que dice y hace. Lo mejor es sincerarse con el mundo y veremos que él se sincerará con uno mismo, siempre he pensado que tal vez sería mejor que  los enemigos a los 5 minutos de conocerlos nos hagan la jugarreta.

Disculpe si ya me metí en el papel de ser humano pero es que es una forma de tratar de entenderlos, sé que es valioso su tiempo tanto como el mío y por eso la dejaré  concluyendo que en esta vida “no todo es miel sobre hojuelas”, e irónicamente lo dije yo que soy un oso (ja ja ja).

Ja ja ja… Muchas gracias, fue un placer charlar con usted.

Foto tomada y entrevista realizada por mi autoria propia

att: kerorina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s