“Cuentos y más cuentos, en la vida real y en la fantasia, al final ellos son los encargados de recordarnos que no hay que dejarnos timar por una pequeña caperuzita que se ceno el lobo o ser  una ingenua bella que se duerme en sus laureles”

Bien comenzaremos diciendo que hay dos  tipos de cuentos: el  popular y el  literario, y que el cuento popular es una narración tradicional que se presenta en múltiples versiones, que coinciden en la estructura pero difieren en los detalles, mientras que  el cuento literario es el concebido y trasmitido mediante la escritura y hay reconocimiento de pertenecía a un autor y se presenta generalmente en una sola versión, es decir sin el juego de variantes característico del cuento popular

De allí Como ejemplo podemos poner el cuento de la bella durmiente, el cual es popular ya que hay varias versiones del cuento, según la versión original ósea la de Charles Perrault, esto no es porque lo haya creado sino debido a que fue el primero en registra por escrito este cuento, es por esto que no se le denomina cuento literario.

Ya  en el sentido más interesante de este posts empezaremos por narrar que la princesa no es despertada a través del beso de un príncipe, sino dormida fue violada por el príncipe reiteradas veces concibiendo hijos tiempo después, y que posteriormente el príncipe apareció luego de años para llevarla con él junto a su nueva familia, pero un terrible destino les aguardaba, ya que la madre del príncipe era una Ogresa que detestaba a la princesa y a su descendencia y lo único que deseaba era comerlos.

Con esto podemos retomar que la mayoría de los cuentos para niños eran originalmente relatos crueles, ya que la mayor parte de los cuentos infantiles que conocemos datan de la Edad Media y en aquel período había muy poca gente que pudiera acceder a los libros o a los escritos, esta gente pertenecía a dos grupos es decir la nobleza y el clero, por lo tanto no había restricciones ni censuras en cuanto a lo que se escribía.

Otra forma de explicar esto es que en realidad no importaba si estas historias reflejaban violencia porque se buscaba que los niños maduraran rápidamente para mantenerse o ayudar a la familia, además de que no eran ajenos a lo que pasaba en la sociedad ya que eran espectadores en las ejecuciones públicas.

Se sabe que al final de estos relatos siempre había una enseñanza para los jóvenes o no tan jóvenes que los oyeran, un ejemplo era en el de caperucita roja:

“Aquí vemos que la adolescencia, en especial las señoritas, bien hechas, amables y bonitas no deben a cualquiera oír con complacencia, y no resulta causa de extrañeza ver que muchas del lobo son la presa. Y digo el lobo, pues bajo su envoltura no todos son de igual calaña:

Los hay con no poca maña, silenciosos, sin odio ni amargura, que en secreto, pacientes, con dulzura van a la siga de las damiselas hasta las casas y en las callejuelas; más, bien sabemos que los zalameros (aduladores)  entre todos los lobos ¡ay! son los más fieros”

También podemos notar que los cuentos llevan cierta carga psicológica, ya que siendo estos roles o estereotipos tanto físicos como actanciales nos llevan a la auto identificación con alguno de ellos y esto hace que nos agrade la historia.

Algunos de los roles que ejercen en los personajes son:

Villano, héroe, donador, ayudante, doncella, mandador etc.

Con esto la contraposición de conceptos como el bien y el mal se hace presente, es una forma de moralizar a la juventud.

Pero eso era en el pasado, ¿Que ha pasado con el cuento en el presente?

Conforme la civilización ha ido cambiando también las formas de vida, antes la esperanza de vida era muy corta y con esto los ciclos en su vida también uno de estos la infancia, ahora es diferente y por ende también el trato que se le da a esta, claro ejemplo es la sobre protección mediante la censura de lo que es apto y no para procesar por ellos, otro factor importantes que ha crecido de manera descomunal es la negación de estos mismos a crecer, con esto las empresas han visto en estos fenómenos el  recurso para sobrevivir.

Una de ellas la del famoso ratoncito junto con un sinfín de compinches de compañías entre ellos unos ositos lindos y pachoncitos con corazoncitos en la panza y que con decir “lo deseamos” creen que cambiaran el mundo.

En este sentido la primera empresa ya mencionada fue la que llego a monopolizar la industria de los cuentos gracias a su adaptación al Homo ahora videns, es decir de manera visual, y es cuando la realidad es transformada porque ¿Dónde quedaron aquellos lobos que violaban caperucitas? o ¿Aquellas sirenitas que se convertían en espuma de mar?

Lo más cercano a este tipo de finales trágicos han sido la muerte de la madre de un tal bambi y un león cayendo de un peñasco, pero seamos realistas eso ya no espanta o concientiza a ningún niño, siendo que estos ven cosas peores en su casa misma cuando su madre es golpeada por su padre o hermano, pero recuerden la niña es una princesa y si nos vamos a eso su madre es la Reyna y ella pronto estará en su puesto siendo presa del machismo que le han inculcado.

Pero no todo es malo en cuanto al cambio también ha habido adaptaciones buenas entre las más populares la de aquel ogro que demostró que no se es necesario ser bonito y rico para ser feliz, y que a veces por la naturaleza de un ser lo juzgamos erróneamente, otro ejemplo es la de aquel caballo salvaje en el cual se mostraba por primera vez como héroe a un indio, es como retomar esos cuentos que en anonimato gente inconforme escribía contando como habían sido las cosas según los tres osos o el mismo lobo feroz que solo seguía sus instintos de supervivencia.

Y con esto solo queda resumir toda nuestra reflexión en una serie de preguntas:

¿Los cuentos eran son y serán REALES enseñanzas de vida?

O ¿Sólo como todo lo demás se han vuelto cosas light?

att: kerorina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s