Quiela

Publicado: 20 mayo, 2012 en Uncategorized

No me mires con esos ojos…

Podrían derretir el iceberg en mi hipotálamo.

Estuve a punto de decirte esas palabas que sólo guardo para mí,

Tus gestos apenados e incrédulos divisaban lo que sucedería.

 

Pero al final me salvo el balbuceo absurdo,

Mis gafas oscuras permitieron cerrar los ojos sin que lo notaras,

Sólo así puede contenerme y callar como lo hacen los amorosos,

 

Y con una estúpida escusa ayudada por tu gentil señalamiento de que había llegado a mi destino,fue como puede huir del lugar…

 

Parecía ser hoy ser el sepelio de esta ilusión,

pero hasta de eso me salvaste,

si no hubieras llegado con la ciencia,

juro que vida en mí no quedaría.

 

att:Ritalin Person

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s